Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog

FRANCOFOLIES de Abel Carballiño

FRANCOFOLIES de Abel Carballiño

Le blog des mordus de France, de français, de francophonie... Para los locos por Francia, el francés, la francophonie...


El cine francés que podemos ver : THE ARTIST

Publié par Abel Carballiño sur 27 Février 2012, 12:25pm

Catégories : #CINE FRANCES EN ESPAÑA

 


The-Artist_cartel_peli.jpg
Director: Michel Hazanavicius  

Intérpretes: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, John Goodman, James Cromwell, Penelope Ann Miller, Missi Pyle Título en VO: The Artist País: Francia Año: 2011 Duración: 100 min

  Género: Comedia dramática, Romance Color o en B/N: Blanco y Negro  

Guión: Michel Hazanavicius Fotografía: Guillaume Schiffman
Música: Ludovic Bource






the-artist articlephoto


LLega por fín la película de  que Michel HAZANAVICIUS presentó en Cannes 2011, y que deslumbró a crítica y público. Película homenaje al cine en blanco y negro, y realmente muy poco dialogada. Pero no desanimarse por ello: Ha sido la película favorita del público en el Festival de San Sebastian, y ahora mismo tiene CINCO nominaciones para los Globos de oro. La veremos, seguro, en los OSCARS.

En Francia ha sido un éxito absoluto.

Sus magníficos actores están  encabezados por JEAN DUJARDIN y BÉRÉNICE BEJO .  La banda sonora, magnífica, imita aquellas que se tocaban en directo en el cine en las películas mudas.

 


Addenda

The-Artist-mejor-pelicula_noticia_main.jpg


Los Oscar de 'The Artist'


El film de Hazanavicius triunfa con 5 premios: mejor película, director, actor, banda sonora y vestuario.

Pues efectivamente, como ya anunciaba en Diciembre, los premios han seguido: Los Globos de Oro y , finalmente, los Oscars,

 

 

 

 

 

 

 

 

theArtist

 


Premio de interpretación masculina en el Festival de Cannes y Oscar al mejor actor, JEAN DUJARDIN compone un personaje que asombra: piensa en  tu personaje favorito de cine mudo o de cine en blanco y negro: es él. El actor condenado por la llegada del cine sonoro. En este papel de estrella en declive, Jean Dujardin está absolutamente genial, tanto en el registro cómico como en el dramático.

 

 

 

 

Sinopsis

Hollywood 1927.
Cine mudo, financiado en parte por la Warner Bros, «The Artist» nos cuenta las rocambolescas aventuras de George Valentin, star del Hollywood de los años  30, a quien la llegada del cine sonoro va a condenar al olvido.  Se cruzará con una joven,  Peppy Miller, que  sigue una trayectoria inversa: del arroyo al firmamento de las estrellas. En ese ambiente del espectáculo, sus historias se cruzarán y se desarrollará una particular historia de amor.




Crítica Por Sergi Sánchez

En El Fantasma del Palacio del Cinema, cuento inaugural de la memorable colección de relatos Sesión de cine (ed. Anagrama), Robert Coover imagina las desventuras del operador de una sala espectral al que se le ocurre proyectar dos, tres películas en una sola pantalla, de manera que un western penetra en una comedia romántica, un cowboy deja de apuntar con una pistola para hacerlo con un batidor de huevos. Imbuido del espíritu lúdico-festivo de la metaficción, el director y actor Michel Hazanavicius ha proyectado buena parte de la historia del cine clásico (desde los films de Douglas Fairbanks hasta Ciudadano Kane; desde Cantando bajo la lluvia hasta Vértigo) en la memoria iconográfica del celuloide silente para certificar que el cine sigue siendo moderno, que la vitalidad de su futuro está escrita en sus orígenes.
Respetando los cánones estéticos del periodo mudo con asombrosa soltura, Hazanavicius, director y guionista, cuenta la historia de un personaje en busca de su propio sonido ambiente, metáfora de un arte que ha dado lo mejor de sí mismo al demostrar su escasa resistencia al cambio. Más allá de su sofisticada estrategia manierista, o de su aspecto de ingenioso ejercicio de estilo, la grandeza de The Artist reside en su capacidad para conmover a los que, en plena era digital, piensan que el cine debe ser inmortal, o no es.



Ver las sugerencias de FOTOGRAMAS para antes de ver la película:

1. Esta es una película muda (o casi) y también en blanco y negro (completamente), pero eso no la convierte en un producto dirigido a algún tipo de élite cultural concreto, ni tampoco en un rollo lento de esos… Por cierto, nada en contra de las pelis lenta cuando tienen que ser lentas. ¿Para qué correr? ¿Qué prisa hay?


2.
No desconfiar de todos los premios, reconocimientos, medallas, placas y pins que le están cayendo estos días (y los que vendrán, sospecho). Están más que justificados.

 

3. Esto que viene ahora se puede hacer antes o después de ver The Artist: comprar, alquilar y pillar de las DVDtecas de los amigotes unas cuantas cintas mudas. Es igual sí son de Charles Chaplin, Buster Keaton, Douglas Fairbanks, D.W. Griffith, Harold Lloyd o Mary Pickford. Si se está un poco pez en conocimientos de esa época, será una buena zambullida en los inicios de Hollywood. ¡Y es que antes de Tarantino, Spielberg y Michael Bay ya se hacía cine! Lo juro.

 

4. ¿Es necesario recordar que el cine en blanco y negro no es un cine minusválido, cojo, tarado, con graves problemas de pigmentación? Como presupongo a los lectores de FOTOGRAMAS personas cultas y con un background potente, paso de recomendar que también vean unas cuantas producciones en blanco y negro. La duda ofende.

 

5. No reclamar en la taquilla que me devuelvan el dinero, que me devuelvan el dinero… después de comprobar que la pantall es cuadrada, como un cubo de Rubik, como un dado del Parchís, como un taquito de queso. Sus responsables (desde el director al cámara) lo han hecho así para respetar y homenajear el formato original de las producciones mudas. Así pues, vigilar si un proyeccionista desinformado o desalmado comete el error de alargarla por los lados, usando una ventanilla equivocada.

 

6. Localizar entre los secundarios a James Cromwell (Babe, el cerdito valiente), Ed Lauter (el malo por antonomasia del cine de los 70 y 80) y Malcolm McDowell (La Naranja Mecánica). Por cierto, con su personaje en este film, John Goodman se apunta un nuevo título de culto en su carrera como El Gran Lewobsky, por ejemplo.

 

7. Estar muy atento… cuando menos te lo esperas, Hazanavicius te enchufa por el oído un largo tema de la banda sonora de Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958), obra del grandioso Bernard Herrmann.

 

8. No cortarse nada en el tema catering, merienda o cena: plantarse en el cine bien aprovisionado de palomitas, chuches, bebidas, pizzas, perritos calientes, nachos y todo tipo de comidas para acompañar la visión de la película. Pasar de los impresentables listillos que, claro, no se enteran de nada y están en contra de que se coma en una sala. En los cines se ejercitan los carrillos desde los tiempos en que las pelis se proyectaban en las barracas de feria.

 

9. Recuperar las dos comedias de acción de Michel Hazanavicius que llegaron a España casi de incógnito. Se trata 00S 117: El Cairo nido de espías (2006) y OSS 117: Perdido en Río (2009) Para amantes de las parodias de las pelis de espías y admiradores de Jean Dujardin (al que también pueden repescar en Pequeñas mentiras sin importancia, de Guillaume Canet, aunque su personaje es más bien… estático). Por cierto, es imposible no enamorarse perdidamente de Bérénice Bejo.

10. Olvidar todos o casi todos los puntos anteriores, y lanzarse a ver The Artist con la mente limpia, sin prejuicios y dispuesto a que nos entre por la mente, el corazón y las entrañas. Es lo mejor.









.....................   lo que dijo  la  crítica  francesa .....................

The Artist : Jean Dujardin nous laisse sans voix ( Toutlecine.com)

the-artist2.jpg

 


 

Hollywood, 1927. George Valentin ( Jean Dujardin) est une vedette du cinéma muet à qui tout sourit. L'arrivée des films parlants va le faire sombrer dans l'oubli. Peppy Miller ( Bérénice Bejo), jeune figurante, va elle, être propulsée au firmament des stars.

 

 

Séducteur gominé au large sourire, George Valentin, comme son interprète Jean Dujardin, joue du sourcil comme personne et voltige en haut de l’affiche. Vedette du muet, il rencontre une adorable figurante, Peppy Miller (Bérénice Bejo). Pas de deux, amour, gloire et beauté… Alors que l’arrivée du parlant précipite Valentin dans la misère et l’oubli, la jeune femme poursuit son ascension vers les étoiles d’Hollywood… Pari réussi pour l’équipe de ce mélodrame singulier et finalement audacieux, récompensé par le Prix d’interprétation masculine pour Dujardin au Festival de Cannes de 2011.

 

Il aura fallu attendre les succès publics et critiques de OSS 117 pour que Michel Hazanavicius, fervent admirateur du cinéma hollywoodien réalise l'un de ses fantasmes : mettre en scène un film muet. De la part de l'auteur du film-culte La Classe américaine, on aurait pu s'attendre à un film de pur divertissement, privilégiant l'absurde à l'émotion, s'accordant le droit à la caricature et aux effets de style trop prononcés, mais c'est avec un sérieux inébranlable que Michel Hazanavicius s'est lancé dans ce projet fou.

 

  theartist.jpg

En axant son récit sur le passage du muet au parlant, il offre la voie royale à Jean Dujardin, qui se révèle parfait pour incarner George Valentin, ce héros du cinéma muet, dépassé de mode en un clignement d'oeil. Face à lui, il y a la belle Peppy (Bérénice Béjo, pétillante et adorable), rencontrée par hasard lors d'une avant-première, qui va passer du statut de figurante à celui de star du cinéma parlant. L'un représente le passé, l'autre l'avenir, belle romance teintée de mélancolie, de fards, de paillettes et de grande solitude. Le fond vient parfaitement épouser la forme et on rendra grâce à Guillaume Schiffman pour son noir et blanc épuré et lumineux à la fois.

 

Tragique et romantique, The Artist appartient à la famille des films qui osent tout et qui transcendent leur sujet avec la plus belle des audaces. La grande classe.

 

Par Laure Croiset, pour ToutLeCiné

 

 

Commenter cet article

Nous sommes sociaux !

Articles récents